• Bienvenidos a Mormonismo Bíblico

  • Hablando de las escrituras en una carta escrita en 1834, el profeta José Smith dijo lo siguiente: “Y aquel que pueda distinguir el poder del Omnipotente grabado en los cielos también podrá ver la propia escritura de Dios en el libro sagrado; y el que más a menudo lo lee, más se complace en él; y aquel que esté familiarizado con él reconocerá la mano dondequiera que la vea; y una vez que se descubra, no solamente será reconocida sino obedecida en todos sus conceptos celestiales”.

    (http://www.josephsmithpapers.org/paper-summary/letter-to-the-church-circa-march-1834/1)

    Tenemos la bendición de estudiar en el año 2018 el Antiguo Testamento, el cual es el libro menos conocido por muchos miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días. Como miembro de la iglesia, quisiera compartir con todos el conocimiento que he adquirido para entender mejor el texto y el contexto. Mi fin no es dar consejo de cómo dar la clase de escuela dominical: Doctrina del Evangelio. Para eso hay buenos manuales y capacitaciones que todo barrio debería tener. Yo tampoco hablo por la Iglesia. Incluso, a veces miembros estudiados de la iglesia no están de acuerdo los unos con los otros en cuanto a temas de historia, interpretación y traducción, tal como en muchas ocasiones nuestros propios profetas y apóstoles no han estado de acuerdo.

    En el otoño del 2017, el apóstol élder Ballard dijo lo siguiente:

    "Soy autoridad general, pero eso no me convierte en una autoridad en general. Mi llamamiento y las experiencias de mi vida me permiten responder a ciertos tipos de preguntas. Hay otros tipos de preguntas que requieren un experto de un tema específico. Esto es exactamente lo que hago cuando necesito una respuesta a tales preguntas. Busco a otros, incluidos aquellos con títulos y experiencia en dichos campos. Me preocupa a veces que los miembros esperen demasiado de los líderes y maestros de la Iglesia, esperando que sean expertos en temas que van más allá de sus deberes y responsabilidades. El Señor llamó a los apóstoles y profetas para invitar a otros a venir a Cristo, no para obtener títulos avanzados en historia antigua, estudios bíblicos y otros campos que pueden ser útiles para responder todas las preguntas que podamos tener sobre las escrituras, la historia y sobre la Iglesia. Nuestro deber principal es fortalecer la iglesia, enseñar la doctrina de Cristo y ayudar a aquellos que necesitan nuestra ayuda. Afortunadamente, el señor dio este consejo a quienes hacen preguntas: 'Buscad diligentemente y enseñaos el uno al otro palabras de sabiduría; sí, buscad palabras de sabiduría de los mejores libros; buscad conocimiento, tanto por el estudio y como por la fe' (D. y C. 88: 118) Si tienes una pregunta que requiere un experto, por favor tómese el tiempo para buscar un experto calificado que lo ayude. Hay muchos en este campus [de BYU] y en otros lugares que tienen los títulos y la experiencia para responder y dar una idea de la mayoría de estos tipos de preguntas".

  • No profeso establecer doctrina ni ser la última palabra en los asuntos que trataré. Lo que quiero hacer es ayudar a que el mundo del Antiguo Testamento, o sea de la Biblia, cobre vida, y así comprender mejor el mensaje de esta, la primera, escritura. Por ejemplo, a muchos no les gusta leer largas listas de nombres, pero en el libro de Números esas listas muestran de qué manera Jehová (YHWH/יְהֹוָה en hebreo) organizó el sacerdocio y el pueblo antes de emprender su marcha a la tierra prometida. Se suele escuchar que Isaías es un muy libro difícil. Sin embargo, con la ayuda de un mapa y conocimiento básico del estado político entre el reino de Israel en el norte y el reino de Judá en el sur, será más fácil entender por qué se mencionan Asiria, Egipto y otras naciones vecinas.

    Hablaré de manera muy general de las clases de la escuela dominical. Más bien, hablaré del contexto de pasajes cubiertos y no cubiertos en la clase. Por ejemplo, aunque 6 clases del manual se dedican el libro de Génesis, algunos libros ni se mencionan porque no hay suficiente tiempo para ellos. ¡Les invito a estudiar la Biblia conmigo!