• Antiguo Testamento Lección #03

  • Un resumen del manual:

    LECCIÓN 3

    La Creación (Moisés 1:27-42; 2-3)

    Objetivo

    Que los miembros de la clase sientan agradecimiento de que Dios haya creado todo para nuestro beneficio y de que hayamos sido creados a Su imagen.

    Preparación

    Moisés 1:27–42. Moisés recibe una visión de las creaciones de Dios y se le manda escribir un relato de la creación de la tierra.

    Moisés 2:1–253:1–14. Moisés aprende que Dios es el Creador de todas las cosas.

    Moisés 2:26–313:7, 15–25. Moisés aprende que el hombre y la mujer fueron creados a imagen de Dios.

    Lectura complementaria: Abraham 4–5Génesis 1–2.

    ¿Se creó la tierra de la nada? (Véase Abraham 3:244:1.)

    El profeta José Smith dijo: “…la palabra crear vino del término hebreo baurau, que no significa crear de la nada, sino manifestar, dar forma, organizar, así como un hombre organiza los materiales y construye un barco. De manera que podemos deducir que Dios tenía a su disposición los materiales para organizar el mundo de todo aquel caos, es decir materia caótica” (Enseñanzas del Profeta José Smith, págs. 433–434).

    ¿A imagen de quién hemos sido creados? (Véase Moisés 2:26–27.)

    La Primera Presidencia dijo: “Todos los hombres y las mujeres fueron creados a la semejanza del Padre y la Madre universales, y son literalmente hijos e hijas de Dioses” (citado en El Antiguo Testamento, Manual para el alumno Génesis—2 Samuel [32489 002], pág. 10).

     

    Otro concepto didáctico

    El tiempo que duró la Creación

    No se sabe el tiempo que se necesitó para la Creación. El término día que se utiliza en las Escrituras para el relato de la Creación no representa un período de veinticuatro horas. La palabra hebrea yom se puede traducir como “día”, “tiempo” o “período”. El apóstol Pedro dijo que “para con el Señor un día es como mil años y mil años como un día” (2 Pedro 3:8; véase también Abraham 3:4).