• Investidura Divina

  • ¿Quién es el que está hablando con Moisés?

    Para comprender quién estaba hablando con Moisés (en el Libro de Moisés), es importante entender nuestra doctrina de la Investidura Divina: “[E]n todas sus relaciones con la familia humana Jesús el Hijo ha representado y aún representa a Elohim su Padre en poder y autoridad. Así fue con Cristo durante su estado preexistente incorpóreo en el que fue conocido como Jehová; durante su estado corporal en la carne, y durante sus obras como espíritu desincorporado en el mundo de los muertos; y desde esa época para acá, en su estado resucitado” (El Padre y el Hijo: Una Exposición Doctrinal de la Primera Presidencia y los Doce, https://www.lds.org/ensign/2002/04/the-father-and-the-son?lang=eng).

    Los líderes en varias ocasiones han identificado al Hijo (Jehová/Jesús) como el Ser Divino que se comunicó con Moisés en el Libro de Moisés, hablando las palabras del Padre.

     

    1. En el mismo manual de Instituto para la Perla de Gran Precio tiene la siguiente explicación:

    Moisés 1:3–8. ¿Quién habló a Moisés?

    El personaje que le habló a Moisés fue el Jesucristo premortal, que es Jehová, el Dios del Antiguo Testamento. Al ser uno con el Padre Celestial, Jesús en ocasiones habla como si Él fuera Dios el Padre (véase Moisés 1:6). Eso se conoce como investidura divina, por medio de la cual Cristo está investido con autoridad para hablar por el Padre y en Su nombre (véase también D. y C. 29:1, 42, 46).

    El presidente Joseph Fielding Smith escribió: “Toda revelación desde la Caída ha venido por medio de Jesucristo, quien es el Jehová del Antiguo Testamento… Él es el Dios de Israel, el Santo de Israel, el que sacó a aquella nación de su cautiverio en Egipto y el que dio y cumplió la Ley de Moisés. El Padre nunca trató directa o personalmente con el hombre después de la Caída, y nunca se ha mostrado a no ser para presentar y dar testimonio del Hijo” (Doctrina de Salvación, comp. Bruce R. McConkie, 3 tomos, tomo I, pág. 25).

    (https://www.lds.org/bc/content/shared/content/spanish/pdf/language-materials/35852_spa.pdf?lang=spa)

     

    1. Los Autoridades Generales aprobaron el siguiente apéndice para la clase de la Sociedad de Socorro de los años 1975-76:

    Por lo tanto, el Dios que se apareció a Moisés tal como se registra en el primer capítulo de Moisés de la Perla de Gran Precio fue Jesucristo a pesar de que el lenguaje que usó es como si viniera del Padre. Las escrituras tienen muchas ilustraciones de esto. Por ejemplo, la sección 29 de Doctrina y Convenios empieza: “Escuchad la voz de Jesucristo, vuestro Redentor, el Gran Yo Soy (lo cual significa el Gran Jehová)”, y luego dice: “[Y]o, Dios el Señor” envié “ángeles para declararles el arrepentimiento y la redención mediante la fe en el nombre de mi Hijo Unigénito” (DyC 29:1, 42). Esto quiero decir que Jesucristo está hablando pero habla como si fuera el Padre.

    (Peterson, H. Donl. The Pearl of Great Price: A History and Commentary. p 75)

     

    1. En marzo de 1982, el élder Bruce R. McConkie dijo lo siguiente en un discurso que dio en BYU:

    Primero, recuerden que la mayoría de las escrituras que hablan de Dios o del Señor no se molestan en distinguir el Padre del Hijo, simplemente porque no importa qué Dios es el referido. Son uno. Las palabras y hechos de cualquiera de los dos serían las palabras y los hechos del otro en las mismas circunstancias.

    (https://speeches.byu.edu/talks/bruce-r-mcconkie_relationship-lord/)