• Génesis 34: Breve resumen y comentario

  • Lean primero Génesis 34

    Por haberse situado en la ciudad de Siquem, Dina quedó expuesta a los hombres locales. Pronto después Siquem, el hijo del rey, “la deshonró” (vv 1-2).

    Jacob, el padre sabio, no quiso que sus hijos se enteraran hasta que él se lo dijera (v 5). Como era de espararse, “se entristecieron los hombres y se enojaron mucho”, como lo haría todo hermano (v 7).

    Los  hermanos intervienen y le piden a todos los varones del pueblo a circuncidarse (de acuerdo con el pacto que recibió Abram; Gén 17) para que ambos pueblos/familias convivieran (34:8-18).

    Aunque Siquem era “el más distinguido” de su casa y parece que sí se había enamorado, sus acciones no eran justas (v 19)

    Estando en dolor los hombres del pueblo de Siquem, Simeón y Leví van y matan a todos a espada y (vv 25-26). Luego, todos los hijos de Jacob entran y saquean la ciudad (vv 27-29).

    Cuando Jacob les reclama, ellos responden como todo hermano lo haría: “¿Había él de tratar a nuestra hermana como a una ramera?” (v 31).

    ¿Por qué tenemos este relato en la Biblia? Es posible que el texto (o los compiladores) quiera que comparemos la actitud de los hermanos en defense de su hermana Dina con lo que veremos que harán con José, uno de sus hermanos menores (Gén 37). A su hermana la vindican, y a su hermano lo venden.